Descripción Sistema Espuma Media Expansión

Las espumas de media expansión son un conjunto de burbujas que se generan mecanicamente por el paso de aire u otro gas, a través de una red, pantalla o cualquier otro medio poroso, que es humedecido por una solución acuosa de agentes espumógenos activos. En determinadas condiciones pueden generarse relaciones de expansión de 20:1 hasta 100:1.
Estas espumas ofrecen un sistema único para transportar agua hasta lugares inaccesibles por inundación total en espacios confinados y por desplazamiento volumétrico de vapores, calor y humo. La eficiencia, en cualquier tipo de riesgo, depende de la extensión, del factor de aplicación, de la expansión y la estabilidad de la espuma generada.

La espuma de media expansión puede ser usada sobre combustibles sólidos y fuegos de combustibles líquidos, por ejemplo, por inundación total de pequeños lugares cerrados como celdas de pruevas de motores o las salas de los transformadores
La espuma de media expansión es un agente muy versátil. Se minimiza la cantidad de agua necesaria para extinguir el fuego. De esta manera, es especialmente útil en áreas donde la capacidad de agua disponibles es limitada o donde la recupareción de los residuos del incendio es un problema.
La espuma de media expansión pueden ofrecer una rápida cobertura del líquido inflamable o de líquidos tóxicos, en los que es esencial la rápida supresión de los vapores generados. Es efectivo tanto en interiores como exteriores.

La espuma de media expansión tienen los siguientes efectos en el fuego:
1) Si se genera un volumen suficiente, la espuma de media expansión pueden impedir el libre movimiento del aire que es necesario para continuar la combustión.
2) Cuando entra en contacto directo con el fuego, el agua de la espuma se convierte en vapor, reduciendo la concentración de oxígeno diluido en aire.
3) La conversión del agua en vapor absorbe el calor del líquido inflamado. Cualquier objeto caliente expuesto a la espuma continuará el proceso de destrucción de la espuma y la evaporación del agua, enfriándose.
4) A causa de la baja tensión superficial, la solución de espuma que no será convertida en vapor tenderá a penetrar en materiales de clase A.
5) Donde se acumula en profundidad, la espuma de media expansión puede formar una barrera aislante para la protección de los materiales y de las estructuras que no están directamente rodeadas por el fuego, para prevenir una posterior expansión del mismo.
6) Los incendios de Clase A son controlados cuando la espuma cubre por completo el fuego y los materiales en llamas. Si la espuma está suficientemente húmeda y se mantiene durante largo tiempo, el fuego es extinguido.
7) Los incendios de Clase B en los que están implicados líquidos con un elevado flash point pueden ser extinguidos cuando la superfície del líquido es enfriada por debajo del flash point. Los incendios de clase B en los que están implicados líquidos de bajo flash-point pueden ser extinguidos cuando una capa de espumógeno, suficientemente gruesa, se establece sobre la superficíe del líquido.

Bajo ciertas circunstancias, es probable que sea posible utilizar sistemas de espuma de media expansión para el control de incendios en los que están implicados líquidos inflamables o gasolina a presión, pero no pueden hacerse recomendaciones generales debido a la gran cantidad de situaciones particulares que pueden darse en la práctica.
La habilidad para controlar o extinguir el fuego en un determinado grado de riesgo depende de tantos factores como: la expansión, tiempo de drenaje y fluidez de la espuma generada. Estos factores varían según el tipo de espumógeno utilizado, el equipo, la aportación de agua y la aportación de aire.
La descarga de una gran cantidad de espuma de media expansión que accidentalmente entre en contacto con las personas, puede provocar problemas de desorientación espacial, limitar la visibilidad, el oído y provocar problemas respiratorias.

Mecanismo de extinción

Las espumas de media expansión extinguen el fuego reduciendo la concentración de oxígeno, enfriando, por convección y radiación, excluyendo el aire adicional y retardando las emisiones de vapor inflamable.

Aplicaciones

• Parques de almacenamiento
• Cubetos
• Áreas de carga/descarga
• Áreas de proceso
• Hangares de aviación
• Área de transferencia de combustble
• Zonas de embalaje o almacenamiento de materiales plásticos
• Reciclaje de plástico
• Zonas portuarias
• Gas licuado del petróleo

Uso y limitaciones

La espuma de media expansión están conquistando rápidamente una óptima posición como sistema de protección contra incendios, encontrandose nuevas tipologías de aplicación. Cada tipo de riesgo debe ser especificamente evaluado para verificar la idoneidad del uso de la espuma de media expansión como medio de control de incendios. Los sistemas de protección típicos que preven la aplicación de la media expansión con importantes resultados, incluyen las siguientes tipologías de riesgos:

1) Combustibles habituales
2) Líquidos inflamables y combustibles
3) Combinación de los dos puntos anteriores

El daño causado por el agua contenida en el interior de la espuma debe ser valorado en cada caso.
A continuación se relacionan los casos en que no está previsto el uso de la espuma de media expansión a menos que, se realicen tests específicos que puedan demostrar su idoneidad:

1) Productos químicos, como el nitrato de celulosa, que desprenden oxígeno u otros agentes oxidantes que favorecen a la combustión.
2) Equipos eléctricos no protegidos.
3) Metales reactivos con el agua como el sodio, el potasio y el NaK (aleación
de potasio y sodio).
4) Materiales de alto riesgo al reaccionar con el agua como el trietilenoaluminio, utilizado como catalizador en la polimerización de olefinas, o el pentóxido de fósforo.
5) Gas líquido inflamable.

Ventajas

La espuma puede ser proyectada desde una distancia de seguridad. Puede obtenerse un espesor de espuma razonable para ofrecer una buena contención de vapores.

Desventajas

El volumen de espuma generado es limitado respecto a una instalación de alta expansión. La cantidad de agua contenida en la espuma puede dañar el material almacenado.

Instalaciones de media expansión de tipo fijo

En general, una lanza de media expansión puede generar un manto de espuma en cantidad superior y una mejor distribución respecto a una instalación a baja expansión.
En este tipo de sistemas se distribuye un número preestablecido de generadores en torno al perímetro del muro de contención y a intervalos regulares para obtener una distribución homogenea.
En algunos casos el generador puede instalarse en el interior del área de contención para una mejor distribución. En estas circunstáncias es vital que el sistema de actuación sea muy rápido o que se tomen otras medidas para salvaguardar la integridad del equipo.
La normativa de referencia sobre instalaciones de media expansión, por ejemplo la NFPA-11 o la EN 13545-2 no facilitan guías específicas sobre la instalación de este tipo de generadores, pero normalmente se considera el área máxima de protección de un solo equipo de 450 – 500 m2.

Equipos portátiles. Aplicación de la espuma

Existen unas normas básicas de aplicación que deben ser siempre recordadas mientras se esté usando equipos de espuma portátiles.

a) No se debe orientar el chorro hacia el fuego hasta que no salga espuma de la lanza.
Inicialmente de la lanza saldrá solo agua hasta que no se mezcle la solución espumógena. Esta operación puede durar cierto tiempo en función de la tipología de la instalación. Aplicar agua sobre un líquido inflamable incendiado puede causar una explosión y puntos de ignición imprevistos.
b) Si es posible, el flujo de espuma debe ser directo contra cualquier pared, muro o estructura en el margen del área del fuego. Esta precaución reducirá el impacto de la espuma sobre la superfície líquida favoreciendo la creación de una capa de espuma sobre la superfície del líquido inflamable.
c) Si no hay forma de desviar el chorro de espuma, es mejor apuntar el chorro al borde de la superfície líquida permitiendo a la espuma fluir suavemente sobre la supefície.
d) Nunca debe dirigirse el chorro espuma al centro del área en llamas. Esto impediría la formación de una capa de espuma y ésta se situaría bajo la superfície líquida provocando su contaminación o la destrucción del mismo.
e) No provocar movimientos sobre la superfície del líquido inflamable cubierta de espuma hasta que el incendio no esté extinguido por completo ya que podría comprometer la eficacía del manto de cobertura de la espuma y provocar una reignición del incendio.
f) Durante incendios que precisen el uso de agua para el enfriamiento conjuntamente con el uso de la espuma, debe vigilarse que el agua no diluya o rompa la capa de espuma.
g) No deben mezclarse diferentes tipos de espumógenos. Los espumógenos de tipo AFFF mezclados con Fluoroproteínicos, o con espumógenos multiuso, destruyen la capacidad de creación de la espuma del líquido concentrado original.
h) Los incendios de líquidos en presión no pueden ser extinguidos con espuma ya que esta sería empujada fuera de la zona del incendio por la presión del líquido. Se podría adoptar la espuma cuando se pueda aprovechar esta presión para transportar el manto de espuma hasta el punto en que el líquido inflamable se bloquee.
i) Los espumógenos y los polvos químicos secos se utilizan frecuentemente conjuntamente o como complemento el uno del otro. Cuando se desee utilizar a la vez estos dos estingentes, se debe consultar y seguir las recomendaciones del fabricante.

Mantenimiento

Inspección y pruebas
Todos los sistemas de espuma de media expansión deben inspeccionarse por un técnico o un inspector, al menos una vez al año, con el fin de verificar el correcto funcionamiento. Esta inspección debe comprobar las propiedades físicas del espumógeno concentrado para verificar un eventual deterioro.
El objetivo de esta inspección es verificar que el sistema se encuentra en perfectas condiciones de operación y asegurar que así va a seguir hasta la próxima inspección.
Se deben realizar las pruebas adecuadas cuando así lo indique la inspección.
El informe de la inspección, junto a las recomendaciones, debe ser redactado en presencia del responsable interno del sistema o propietario. Entre los controles períodicos, el sistema debe ser revisado por personal competente, siguiendo una planificación periódica. Los filtros deben ser inspeccionados y limpiados después de ser usados y probados.

Instrucciones

Toda persona que tenga que realizar operaciones de mantenimiento, inspección o control debe estar capacitada para las funciones que esté previsto que realice. El programa de capacitación debe ser aprobado por las autoridades competentes.
El manual de uso del sistema debe encontrarse a disposición del personal presente en cada sala de control.
La espuma de media expansión es conductor de la electricidad y por tanto se debe prestar particular atención a la instalación de generación de espuma próxima al sistema eléctrico si este no ha sido préviamente desconectado.

Disponibilidad y servicio

Los proporcionadores de espuma de SABO Española se encuentran disponibles a través de la red de dsitribución local e internacional (Para encontrar un distribuidor cerca de usted contacte con SABO Española).

Garantía

Para los detalles de su garantía contacte directamente con SABO Española.

Top